COSMIC ODYSSEY ¿UN PRELUDIO AL INFINITO?

Starlin y Mignola nos narran una gran odisea cósmica para tratar de salvar la galaxia de su total aniquilación. Por Carles Torrellas.

El nombre de Jim Starlin en el mundo de los comics es sinónimo de cósmico, es algo que cualquier mínimamente buen aficionado al comic sabe de sobras. Desde sus inicios como guionista y dibujante en Iron Man, Starlin ha creado personajes que trascienden lo meramente humano. Ha bailado y cortejado a entidades de naturaleza cósmica, conceptos tan abstractos y metafísicos que solo pudieron ser ideados en la década de los setenta en el Bullpen de Marvel.

Starlin y Mignola, son dos autores que les une esa naturaleza por los abstracto, por lo, llamémoslo, “transhumano”. Con una cosmogonía solo equiparable a la del mismísimo Jack Kirby. Aunque a diferencia del “rey” estoy dos autores tienen sutiles diferencias de registro, mientras a Mignola le tira más los seres de naturaleza lovecraftiana, a Starlin le tira más lo puramente cósmico pasado por un filtro metafísico-existencial. Y eso es algo que vemos de forma muy patente en toda su obra. Salvo en casos muy muy excepcionales. Pero lo vemos desde su paso por los personajes de Mar-Vell y ya de forma más destacada y patente en su paso por la cabecera de Warlock. Aunque donde lo vemos de forma más patente y consistente es en su obra más personal, La Odisea de la Metamorfosis. Y su continuación, toda la saga de Vanth Dreadstar, aunque esta está influenciada de forma muy obvia, al menos bajo mi prisma, por la saga de Star Wars. Pero no nos desviemos del tema, ya os reseñaré más adelante La Odisea de la Metamorfosis y toda la saga Dreadstar. Pero centrémonos en esta Odisea Cósmica de DC.

 

¿Cual es la trama de dicha saga galáctica? Bueno sin espoilearos mucho, la trama gira entorno a las consecuencias, de la insaciable curiosidad científica del nuevo dios Metrón por desentrañar la ecuación de la antivida. Al hacerlo provoca sin quererlo que 4 aspectos de la antivida se infiltren en nuestra realidad y planeen crear un cataclismo de nivel cósmico que facilite el regreso de la antivida a nuestra realidad. Una amalgama de héroes, antihéroes, villanos y nuevos dioses se unirán para tratar de detener los planes de esos avatares de la antivida. Pero cuando pactas con el diablo, o en este caso Darkseid, no dudes un por un instante que el tiene sus propios planes ocultos a plena luz y en tus propias narices.

Starfire, Superman, Detective Marciano, John Stewart y Batman, serán los 5 héroes “terrestres” – teniendo en cuenta que de los cinco uno es un kriptoniano, otro un marciano y otra una tamaran -, que junto con Orión y Lightray de los nuevos dioses y Bicho del Imperio Insecto se enfrentaran a lo largo y ancho de la galaxia con los avatares de la antivida para impedir que estos logren su objetivo. Mientras tanto Darkseid tiene sus propios planes y para ello necesitara de Jason Blood/Etrigan y la ayuda de su hijo Orión, de su némesis Gran Padre y del señor del orden Nabú mediante su avatar Dr. Fate. Peeeero eso dejemos que los descubráis vosotros mismos.

En esta aventura cósmica, algunos personajes sufrirán las consecuencias de sus actos que los cambiaron y les afectaron en sus colecciones. Llevándoles a una falta de confianza en si mismos y a una autentica crisis personal. Y otros héroes dejaran su vida en el empeño de salvar la galaxia. Ganándose con ello el respeto del resto de héroes.

En el apartado gráfico cabe destacar el potente lápiz de Mignola, que dota de a Darkseid del temible y poderoso aspecto que se merece semejante ser. A Etrigan de un aspecto de lo más demoniaco y siempre respetando el diseño del personaje. Y sin olvidarnos de la entidad antivida, que parece salida de la mismísima imaginación de H.P. Lovecraft o de su universo que personalmente me recuerda muchísimo al plano astral de las aventuras del Dr. Extraño de Marvel dibujado por Ditko. Y mostrando a los Parademonios de Apokolips como las monstruosas bestias que en su día imaginó Kirby. Mignola hace en esta obra una labor encomiable y refleja gráficamente con total perfección la épica del guión escrito por Starlin

Afortunadamente la calidad del guión y la potencia del dibujo permanecen a pesar de las dos décadas pasadas desde su concepción, así como el carácter épico de la aventura misma. Por lo tanto tenemos entre manos un comic que ha envejecido bien con los años. Cosa que siempre es de agradecer y más cuando es de las obras que quedan en el imaginario colectivo de todo fan. Y con la reciente edición que ECC nos ha traído a un precio más que atractivo y una encuadernación de auténtico lujo, es una obra que merece ser adquirida y añadida a nuestra comicteca.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s