El ataque de los trolles de internet, o que narices está pasando en los foros de internet.

Desde siempre, o al menos desde que existe internet y los foros, hay un tipo de usuarios, llamemoslos de “fauna” cibernética que se dedican – solo Odin sabe porque extraño motivo – a crear mal ambiente, a provocar discusiones inútiles. Me estoy refiriendo al conocido como Troll de Internet. Casi tan famoso como el Troll de Moria de El Señor de los Anillos, y casi tan dificil de acabar con él como con los trolles del RPG Dungeons & Dragons.

De un tiempo a esta parte, está “fauna” tan dañina, se ha multiplicado de forma exponencial. Llegando al limite de argumentar cosas carentes de toda lógica – algo propio en su naturaleza – y de la forma más irrespetuosa y maleducada posible. Como usuario de otros foros y blogs, los sufro, y os juro que no hay día que no se me caiga la cara de vergüenza mínimo un par de veces al verlos escupir su veneno, y tratar de justificar sus paranoias conspirativas.

El novamás ha sido a causa de las malas críticas recibidas por Batman versus Superman y en cambio la buena acogida que ha tenido Capitán America: Civil War. Basicamente su razonamiento – siendo muy generosos usando esta palabra – orbita alrdedor de que los criticos de Rotten Tomatoes estan comprados por Disney/Marvel. Para empezar Rotten Tomatoes no escribe criticas, simplemente recopila las criticas de una multitud de sitios web, solo para facilitar el poder leerlas todas en el mismo sitio web sin tener que abrir centenar y medio de pestañas en tu navegador. Lo que esta fauna ignora, es que desde hace unos 3 o 4 años, el sitio web de Rotten Tomatoes pertenece al conglomerado Time-Warner, que a su vez también es propietario de DC Cómics – “rival” clásico donde los haya de Marvel Cómics – y obviamente es directo competidor del conglomerado Disney – que como es bien sabido es propietaria de Marvel Cómics – o de otros conglomerados como pueden ser Sony o Fox, solo por citar un par de ejemplos.

Pero estos trolls no solo se centran en el séptimo arte no, que va su largo y pútrido brazo llega a cualquier forma de arte o cualquier otro tema que pueda ser fruto de controversia, polémica o simplemente terreno abonado a cizañeros varios. Otro ejemplo de estampida de trolls fue la famosa última viñeta del nuevo comic protagonizado por un rejuvenecido, otra vez, Steve Rogers. Me refiero a la siguiente viñeta.

hailhydra

A causa de esta viñeta se han montado unos pollos en internet de órdago. Llegando al extremo de amenazar de muerte al guionista, Nick Spencer, ¿Pero estamos tontos o qué? Señores estamos hablando de un cómic, con una viñeta final que es solo un clifthanger para que compremos el siguiente número para averiguar porqué nuestro héroe resulta ser ahora un agente de Hydra. Ya pasó algo parecido cuando Otto Octavius consiguió hacerse con el cuerpo de Peter Parker y este pareció fenecer. Y al final con Superior Spiderman hemos tenido una de las mejores etapas del personaje de los últimos años. Y ya no os cuento la que se puede estar liando ahora que Victor Von Doom y Riri Williams (una adolescente de 13 o 15 años afroamericana) son los nuevos portadores de la armadura del Vengador Dorado.

Se ha llegado a un punto de fanatismo exacerbado en las redes sociales que personalmente he decidido dejar cualquier actividad en Twitter, reduciéndola a la mínima expresión, es decir compartir automáticamente en la cuenta del blog solo las entradas que vaya publicando. Cierto es que de esta forma quizás me entere más tarde de las últimas novedades del mercado norteamericano. Pero es un peaje que estoy dispuesto a pagar si con ello me evito según que lamentables espectáculos no sé si producidos por adolescentes descerebrados o por adultos con un patente mezcla de síndrome de Peter Pan y la misma madurez intelectual que Bob Esponja.

Señores sé que mis palabras se las llevara el viento, sé que este miniblog tiene la misma repercusión que un estornudo en medio de un tornado de 5ª magnitud. Pero creo que es necesario que TODOS nos paremos un momento y reflexionemos profundamente. Estamos dando rápidamente pasos hacia unas mentalidades más propias de la Inglaterra victoriana que no de una sociedad del primer cuarto del siglo XXI. Sería bueno que cuando veamos un clifthanger sorprendente que por un motivo u otro cambie el status quo de nuestro personaje favorito, en lugar de reaccionar fanáticamente y airadamente, recordemos que es una historia por entregas mensuales. Dejemos que el guionista cuente su historia sin amenazas, sin presiones. Y juzguemos el resultado al final del arco o de la etapa del escritor. Y esto se puede aplicar tanto a los comics, al cine, a la literatura como, sobretodo, a la vida misma en nuestro día a día. Estos fanatismos no nos conducirán a nada bueno, ni a corto, ni medio ni a largo plazo. Y no pretendo ser un nuevo Nostradamus pero si me gusta usar algo llamado sentido común.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s